¿Por qué habríamos de fabricar hielo?


¿Se animan a una fábrica de hielo?

¿Por qué habríamos de fabricar hielo? Si cada uno puede generarlo en su casa con un congelador, una hielera y un poco de agua potable…

En realidad, si bien eso es cierto, existen situaciones, tanto laborales como de la vida cotidiana, en las que el hielo casero no es suficiente para abastecer a la demanda. ¿Qué ocurre con los hoteles, los restaurantes, los bares, los locales bailables o las cafeterías? La cantidad consumida por sus clientes en el establecimiento no podría ser abastecido por la colocación de un poco de agua potable en un par de hieleras.

Tampoco debemos pensar únicamente en un comercio con una gran cantidad de compradores para que surja la necesidad de comprar hielo. ¿Alguna vez han organizado una fiesta en sus hogares para amigos y familiares? ¿O acaso han estado alguna vez bajo una ola de calor?

Así que, por más simple que parezca, es muy utilizado en la comunidad. Conocer el negocio y adecuar al mismo la estrategia de comercialización, resultará fundamental al momento de posicionar la marca y generar clientela.


Pero… ¿cómo lo fabricamos?

El tipo de hielo más sencillo de fabricar es el rolito, que es aquel con forma cilíndrica y un agujero vertical en el centro que es normalmente utilizado para el acompañamiento de bebidas.

Producirlo requiere solamente de una máquina, de energía eléctrica y de acceso a un tanque y a un purificador de agua.

Ahora bien, no olvidemos que una vez fabricado, deberemos colocarlo en bolsas de diferentes capacidades (en lo posible, estampadas con el logotipo de la marca) y colocarlo en un almacenamiento temporal, donde quedará depositado hasta ser comercializado. Claramente, este almacenamiento deberá ser una unidad refrigerada que requerirá necesariamente de energía eléctrica para lograr la conservación.

Clientes

Como acabamos de mencionar, una fábrica de rolito puede tener distintos tipos de consumidores con distintas necesidades. Un hotel, un restaurante o un bar probablemente vayan a demandar mayor cantidad en relación con organizadores de fiestas pequeñas o ciudadanos particulares.

Además, comercios barriales pueden encontrarse interesados en la reventa del producto, con lo cual podrían comprárnoslo para después revenderlo en sus comercios a un precio más elevado.


Acciones de promoción

Para dar a conocer nuestra marca es necesario, primero, saber quién va a ser el destinatario de la comunicación.

Si nos encontramos ante un mercado joven, podremos resaltar en nuestro mensaje un servicio de entrega a domicilio 24hrs los fines de semana y aquellos días especiales en los que la gente suele reunirse a tomar algo y a organizar fiestas. La comunicación para este segmento del mercado suele ser altamente eficiente a través de la utilización de redes sociales y páginas web. Allí es donde deberemos volcar la generación de contenido de la marca y la información de contacto. Incluso podemos compartir, en estos medios, fotos de eventos realizados por nuestros compradores y recetas para la realización de tragos y aperitivos con hielo.

Si nos convertimos en proveedores de hoteles, restaurantes, bares o de cualquier otra empresa, estaríamos entrando dentro del mercado de compradores que especificarán la cantidad y calidad de las bolsas requeridas y la periodicidad de la entrega (es decir, si la entrega será diaria, semanal, quincenal…). La confianza, la calidad y los tiempos de entrega resultan fundamentales en este tipo de vínculos comerciales.

Si bien este te tipo de clientes resulta atractivo, ya que nos provee una demanda estable y eso resulta muy valioso teniendo en cuenta el costo de almacenamiento del producto; no debemos perder de vista la capacidad instalada de nuestra máquina. Es decir, que no podremos comprometernos a vender mayor cantidad de kilos diarios de los que la unidad de fabricación pueda producir. En el caso de que llegara a presentarse una oportunidad de crecimiento del negocio, podría evaluarse la posibilidad de ampliar nuestra capacidad productiva para poder abastecer a más clientes.

Distribución

Una vez fabricado el hielo, debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿cómo llegará hasta el cliente? ¿Lo vendrá a buscar o se lo llevaremos al establecimiento? ¿O eso dependerá del tipo de cliente? ¿La fábrica se encontrará en una zona céntrica o alejada como para que los consumidores se acerquen a retirar el producto?

En este punto, aconsejamos contar con un servicio de entrega a domicilio, ya sea particular o comercial; además del expendió en el punto de fabricación.

Para evitar gastos innecesarios, deberemos armar una ruta de entrega lo más eficiente posible, de modo que podamos ahorrar tiempo y combustible.



Ya obtenida la idea, ¿por dónde comienzo?

Acércate a contarnos tu proyecto, y maravillarte con las soluciones económicas y logísticas que tenemos para ti.

Estamos realmente comprometidos con las necesidades de tu negocio.

En FastCold trabajamos para brindarte la seguridad y la confianza que necesitas para tu inversión, por lo que te ofrecemos máquinas sencillas de operar, confiables y mínimo mantenimiento. Respaldados por las mejores marcas Bitzer/Danfoss/Johnson/Schneider.

Déjate maravillar por nuestra increíble promoción.

Máquina de Hielo en Rolito de 5 toneladas


PRECIO NORMAL $47,066.00 USD + IVA.

OFERTA ESPECIAL $32,950.00 USD + IVA


Nuestra oferta tiene vigencia hasta el 15 de diciembre no te quedes sin tu máquina de hielo.

172 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn
Productos y Servicios para la Conservación FastCold, SA de CV
Xalapa, Ver | Hermosillo, Son | Dallas, Tx  | Toronto, On